Judía variedad «Helda»
Cultivo, características, conservación de semillas, propiedades nutritivas.

Hoy os presentamos una leguminosa anual para el huerto, la variedad de judía “Helda”.

Se trata de una judía de mata alta, trepadora, que puede crecer varios metros de longitud ó altura; por lo cual es necesario el entutorado.

Es una planta rústica de ciclo precoz, de gran vigor vegetativo, con follaje de densidad media.

Se desarrolla sin problemas en todo tipo de climas templados, pero con presencia de humedad. Aquí en Galicia crece perfectamente, aunque no soporta las heladas cuando la planta aún es pequeña, debemos tener en cuenta la climatología en el período primaveral en el que se realiza la siembra.

Helda es resistente al virus del mosaico común de la judía.

Tiene flores de color blanco. Sus vainas son aplanadas, y muy largas, de entre 20-25 cms de largo. No desarrollan hilos y son bastante tiernas, de buen sabor y muy saludables.

Es una variedad muy productiva, de cosecha constante y escalonada; asi que podremos recoger judías continuamente, y evitaremos el endurecimiento de las vainas.

Si queremos, podemos dejar alguna sin recolectar con el fin de guardar semillas para el año siguiente. Cuando las vainas estén secas y adquieran un color más claro será el momento de extraer las habas.

Para evitar que las semillas se pudran o desarrollen parásitos en su interior, debemos proceder a su congelación durante 24-48 horas. Una vez hecho esto, las almacenaremos hasta la temporada de siembra.

En cuanto a las propiedades nutritivas, las judías verdes son una de las verduras más versátiles y completas, a la hora de aportar nutrientes a nuestro organismo.

Tienen un escaso aporte calórico (alrededor de 30 calorías por cada 100 gramos) y, al mismo tiempo, son muy valoradas por su contenido de hidratos de carbono y proteínas.

Aportan gran cantidad de fibra, ayudándonos a un correcto tránsito intestinal.

Potasio y calcio son los nutrientes esenciales que aportan a nuestro organismo. Además, también contienen yodo, fósforo, hierro y magnesio, entre otros.

En cuanto a las vitaminas, las judías verdes se caracterizan por tener una buena cantidad de vitamina C y también de folatos, esenciales para los glóbulos blancos y rojos.

Por todo ello, “Helda” es una variedad de judía muy interesante para plantar en nuestro huerto ecológico.

Su muy elevada productividad, el gran tamaño de sus vainas, su sabor, propiedades nutritivas, la facilidad de cultivo y su resistencia a enfermedades la convierten en una opción imprescindible a incorporar en nuestro diseño del huerto anual.

Música:
«Bomber (Sting)» by Riot
«Hon Kyoku» by Doug Maxwell/ Zac Zinger
«Connection» by Wayne Jones